sábado, 20 de julio de 2013

LOS LIDERES RELIGIOSOS PARTE I

Los Líderes religiosos están tan dormidos como la gente a la que guían. La única diferencia entre los guías y los guiados es teórica. Los líderes tienen muchos conocimientos teóricos, todos ellos prestados: no son parte de su experiencia, pero les dan una gran autoridad sobre la gente que ni siquiera tiene conocimiento prestado. Y estos líderes están siempre poniendo de relieve un hecho: «Sois pecadores, el infierno vive en vosotros. Nosotros somos santos, nosotros somos los que sabemos.»

Las pobres masas no pueden distinguir entre el conocimiento auténtico y el conocimiento prestado. Incluso los líderes -papas, obispos, shankaracharyas, ayatolas- son inconscientes de la distinción. Sólo conocen un tipo de conocimiento, el conocimiento prestado. No son en absoluto conscientes de otra dimensión del saber, por lo que cualquier cosa que hagan la hacen profundamente dormidos. No engañan a la gente conscientemente.

No puedes engañar a la gente conscientemente.

La consciencia te impedirá hacer algo tan horrible como timar, engañar, aparentar, ser hipócrita, condenar a los demás por pecadores y agrandar tu ego de gran santo. No, no se hace conscientemente!

Nunca sospecho, ni por un momento, de sus buenas intenciones. Hagan lo que hagan, esta gente actúa con buenas intenciones; pero la cuestión no son las buenas intenciones, la cuestión es: ¿Cuáles son los resultados? Puedes asesinarme con buenas intenciones, pero tus buenas intenciones no justifican mi asesinato.

He entrado en contacto con lodo tipo de eruditos religiosos, y en cierto sentido todos son iguales, sean hindúes, mahometanos, cristianos o judíos. El Punto es que están perfectamente, se sienten muy bien con lo que hacen: están haciendo el trabajo de Dios y están extendiendo la verdad. Ni siquiera conocen el significado de la palabra sabiduría. Nunca han probado nada parecido; han oído hablar de ello, han leído sobre ello, han estudiado cientos de escrituras.

Pero todos vuestros eruditos religiosos y líderes no son más que memorias, memorias, entrenadas. No saben lo que dicen, pero lo dicen correctamente. Su lenguaje es correcto, su gramática es correcta, su pronunciación es correcta, su acento es correcto, pero todo ello es en vano, porque no entienden el significado, nunca lo han vivido. El significado se revela viviéndolo, experimentándolo. Pero ellos seguirán estando engañados y extenderán el engaño a los demás.

Por eso yo digo: los papas, los obispos; los shankaracharyas no cometen ningún crimen intencionalmente. Están profundamente dormidos; ¡no pueden hacer nada intencionalmente! Están viviendo una vida inconsciente. Sus palabras son muy hermosas, las han reunido de las fuentes más bellas, pero no han crecido dentro de su ser. Las palabras no son parte de su vida. Son tan ignorantes como las personas a las que enseñan.

Sócrates solía decir que hay un conocimiento que es ignorancia y una ignorancia que es conocimiento.

El conocimiento prestado es ignorancia.

La verdad experimentada te da conocimiento, pero te hace humilde. Cuanto más la conoces, menos afirmas conocerla. El día que la conoces perfectamente, sólo puedes decir: «Estoy en la ignorancia más completa. Sólo soy un niño recogiendo conchas en la playa. No sé nada.»

Sólo un hombre que sabe perfectamente puede decir «no sé.»

1 comentario:

Mensajero del Arbol dijo...

Hola Marco!
Realmente, me gusto mucho tu blog y pasaré mas seguido :)
También te invito a que te pases por el mio: (arbol-de-amor.blogspot.com.ar) ya que valoraría mucho tu opinión

Saludos!!

Buscar este blog